domingo, 26 de junio de 2011

GALERÍA DE NOTABLES (VII). JUAN BRAVO


Fue uno de los tres comuneros de Castilla ejecutados en la plaza de Villalar el 24 de abril de 1521. Nació en Atienza hacia el año 1483, hijo de una familia distinguida, pues su madre, María de Mendoza, era hija del conde de Monteagudo y sobrina del Gran Cardenal, y su padre, Gonzalo Ortega Bravo de Laguna, alcaide de la villa de Atienza. Juan Bravo ocupó desde muy joven cargos importantes en la Casa Real, como el de continuo para el que fue nombrado en 1499. También sirvió como hombre de confianza durante la regencia del Cardenal Cisneros. Fijó residencia en Segovia en 1504. Contrajo matrimonio en aquella ciudad castellana con Catalina del Río. Cuando enviudó, contrajo segundas nupcias con María Coronel, hija de un adinerado regidor de Segovia, cargo que comenzaría a ocupar también el propio Juan Bravo en el otoño de 1519. De su primer matrimonio tuvo una hija, María de Mendoza, y del segundo dos hijos varones, Andrés Bravo de Mendoza y Juan Bravo de Mendoza. Desde su cargo en Segovia se negó a admitir en la ciudad a las tropas realistas mandadas por Rodrigo Ronquillo enviado por la corona. No conforme con la política que intentó implantar en España a su llegada el joven Carlos I, promovió la insurrección en Segovia contra el rey y contra sus seguidores. Junto a los dirigentes de la misma sublevación en Toledo y Salamanca, Juan de Padilla y Francisco Maldonado, cayó prisionero en la sangrienta batalla de Villalar contra las tropas reales, el 23 de abril de 1521, y ejecutado al día siguiente con sus compañeros en la plaza pública.

(En la imagen: "Monumento a Juan Bravo en la ciudad de Segovia"

2 comentarios:

Luismi dijo...

El apellido Mendoza se vió envuelto de pleno en la Guerra de las Comunidades, con unos vástagos a favor de los imperiales y otros por el bando de los comuneros. Diego Hurtado de Mendoza, perteneció también a estos últimos, y dicen tuvo que sufrir destierro a Francia; en tanto el Duque del Infantado intercedía para medrar el perdón de otras ramas familiares involucradas en la revuelta.

Un saludo.

Quinto_Regimiento dijo...

He estado este fin de semana en Priego y he visto un antiguo molino a unos dos kilómetros de distancia de la villa. Para acceder se puede ir por dos sendas marcadas