jueves, 8 de octubre de 2015

EL MOSAICO MÁS GRANDE DEL IMPERIO ROMANO


Lo cierto es que de su hallazgo tenía noticia, a título de comentario, desde el pasado verano; pero, aunque todavía no lo dejan ver -pasé a menos de quinientos metros de donde se encuentra, en la tarde del domingo-, diré que no muy tarde podremos contemplarlo junto a la carretera Cuenca-Guadalajara, a unos diez o doce kilómetros de la capital conquense. La aldehuela, finca o poblado, donde se manifestó la primera muestra hace algo más de diez años, se llama Noheda; y allí está, ¡pasmarse!, el mosaico figurativo más grande no solo de España, sino de todo el Imperio Romano. Trescientos metros cuadrados de superficie ocupa la tal maravilla, lo que significa ser mucho mayor que los conocidos hasta ahora en Pompeya, y en unas condiciones, según he podido leer, mejor que aceptables. Quienes lo han visto cuentan que es realmente impresionante tanto por su estado de conservación, como por su magnitud y por el número de escenas de la mitología romana que en él aparecen.
            El gigantesco mosaico se encuadra en lo que debió de ser una villa romana del siglo IV de nuestra era; siendo emperador el hispano Teodosio. El término municipal al que pertenece el fabuloso hallazgo es Villar de Domingo García, nombre harto conocido para los que por uno u otro motivo viajamos a menudo por esa carretera, la N-320.


            Los arqueólogos aseguran que lo descubierto hasta ahora es una pequeña porción de lo que todavía falta por sacar a la luz. En el momento oportuno, quizás antes del próximo verano, se encuentre disponible para recibir visitas, según hemos oído. Todo depende de la premura o tardanza con la que funcione la maquinaria oficial o administrativa. De hecho se podría tratar de la cuarta ciudad o villa romana de la provincia de Cuenca, junto a las de Segóbriga, Valeria y Ercávica, ya existentes. Alguien la ha comenzado a llamar la Pompeya española. Esperamos impacientes.