miércoles, 11 de mayo de 2016

CIEN AÑOS DEL NACIMIENTO DE C.J.CELA


         Como regalo de cumpleaños, convencido de que le podría gustar, por estas fechas del año noventa y cinco, le hice llegar a don Camilo a través de Marina, su mujer, un ejemplar de la edición Aache de mi “Diccionario enciclopédico de la provincia de Guadalajara”. Le gustó, como supe después por Marina, y sobre todo porque al día siguiente tuvo la gentileza de agradecerme el obsequio con carta manuscrita que recibí en un sobre, también escrito a mano, con franqueo gratuito como “cartero honorario” que lo era del Cuerpo de Correos, privilegio que, según el cartero que me lo trajo a casa, solía emplear en contadísimas ocasiones; que guardase el sobre -me dijo- porque tenía un gran valor filatélico.

         El Sr. Cela estaba enamorado de esta tierra, así lo pudimos comprobar al decidirse por compartir los últimos años de su vida entre nosotros como un vecino más, lo que nos obliga, especialmente en el día de hoy, a manifestarle de alguna manera nuestro público y sincero reconocimiento. Aparición de libros en su memoria, como la magnífica biografía escrita por Francisco García Marquina y presentada días atrás en Guadalajara, que todos deberíamos conocer y, por supuesto, leer; otros homenajes de distinto carácter que no dudo se llevarán a cabo en la provincia, especialmente en la Alcarria, teniendo en cuenta que si la principal de nuestras comarcas es conocida en todo el mundo, se debe a la obra de nuestro Premio Nobel, traducida a los principales idiomas de la tierra, incluido el chino; un algo en lo que jamás la Alcarria, y Guadalajara toda, hubiesen podido soñar.

         Con la fotografía de la carta antes dicha, me uno al fervoroso reconocimiento y homenaje de gratitud de la Alcarria a su universal cronista, el día en que se cumple el primer centenario de su nacimiento. En siglos venideros, confío que serán otros quienes en Guadalajara y en todo el mundo hispánico se encargarán de hacerlo.    

No hay comentarios: